La temporada otoño-invierno en la economía de los pequeños productores

20151025_155528
Producción Y Simbolismo En México. El Ciclo Agrícola Otoño Invierno
4 November, 2015

La temporada otoño-invierno en la economía de los pequeños productores

20151025_140352

La producción primaria de mediana y pequeña escala además de rescatar del  hambre, ofrece otros valores más.

Según datos de SAGARPA en el territorio nacional, de más de 118 millones de habitantes, el 22% vive en zonas rurales; de 2,454 municipios, 80% son rurales; de 192 mil localidades, 83,300 son de alta y muy alta marginación.

Generalmente, cuando vamos a las fuentes bibliográficas referentes a la pequeña producción en el sector primario, encontramos una estrecha relación  de ésta con la pobreza y la marginalidad, y últimamente, con el nuevo paradigma de la inseguridad alimentaria.

Y no menos frecuente, solemos encontrar el tufo del conservadurismo de autoridades que enumeran las “bondades” de la pequeña producción agropecuaria, simplemente para considerarla como parte del folclor mexicano, donde los campesinos parecieran estar atrapados en la época porfiriana al utilizar técnicas de trabajo arcaicas.

Evidentemente, los postulados pospuestos de la revolución mexicana de 1910, el reparto agrario y la dignificación campesina no tienen prioridad en el presente gobierno; éste no tiene ninguna intención de retomarlos para saldar esa cuenta social. 

Por ejemplo, para este año 2015, en la distribución del gasto publico programable, el mayor porcentaje fue para el desarrollo social, con el 58.6%; para gobierno 9.2%; y para el desarrollo económico el 32.2%, del cual se asignó el 5.8% a la producción agropecuaria, silvicultura, pesca y caza (108,290.7 millones de pesos)  Lo que oficialmente anuncia el gobierno como apoyo al campo, lo capta mayoritariamente la agroindustria dejando las migajas a los pequeños productores.  

Sin embargo, muy a pesar de todo, en este segundo número de la Revista Redes Solidarias queremos hacer notar que las personas sí pueden garantizar la alimentación de sus familias, fortalecer los lazos culturales, cuidar la biodiversidad y dignificar su ocupación como pequeños productores en sus comunidades. 

El enfoque de esta postura trató de alejarse de la visión asistencialista y conservadora con el que siempre se ha visto a este sector, esperamos haberlo logrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *