Producción Y Simbolismo En México. El Ciclo Agrícola Otoño Invierno

TAXHIMAY
San Luis Taxhimay
4 November, 2015
20151025_140352
La temporada otoño-invierno en la economía de los pequeños productores
4 November, 2015

Producción Y Simbolismo En México. El Ciclo Agrícola Otoño Invierno

20151025_155528

Por Nancy Cárdenas Sánchez, 

Ana Gloria Pérez Barreto y 

Brisa Elena Chávez Mejía

En los estados del centro del país, Estado de México, Hidalgo y Distrito Federal, la producción a pequeña escala guarda valiosos elementos del simbolismo prehispánico que se apartan del simple valor económico inherente al sistema capitalista moderno. 

La relación del campesino con la tierra permite reforzar los lazos culturales de la comunidad donde se desarrolla una actividad agrícola; casi siempre tiene relación con la cosmovisión de los productores y también con la conservación del ecosistema y del paisaje.

Particularmente, en la cosecha otoño-invierno podemos observar que la mayoría de los productos finales son intrínsecos al clima, a la dieta, a la estética y a los usos y costumbres de estas sociedades del centro del país.

Por ejemplo, disfrutamos de los colores intensos del cempasúchil para los fieles difuntos en los primeros días de noviembre; la flor de noche buena y el olor del pino navideño que adornan los hogares en la fiestas decembrinas; el romerito y el guajolote -ahora llamado pavo navideño-, se sirven en la mesa de un sin número de familias mexicanas para celebrar el nacimiento del niño Jesús.

Los pequeños productores son los principales consumidores de sus productos, pues originalmente producen para el autoconsumo. Incluso hoy en día, autoridades gubernamentales han reconocido que la producción a pequeña escala contribuye a combatir la inseguridad alimentaria.

Voces de tierra adentro.

Hidalgo, Tecozautla.

Cempasúchil.

Pablo Cruz Gómez. Un  productor de lucha.

Me dedico a esto, en primer lugar, porque me gusta trabajar en el campo, me gusta producir  y trabajar, porque no se trabajar en otra cosa; vamos a decir: yo no sé plantar flores de ornato, el mercado lo pide pero  no lo sé hacer, pero como me gusta mucho trabajar en el campo siembro Cempasúchil que es para lo que estoy capacitado y más o menos sé producir.  Lo hago cada año, desde hace cinco años. Aprendí viendo con otros compañeros, lo intenté  y me ha resultado bien. 

Además disfruto de trabajar la tierra, me gusta plantar esta flor porque es bonito ver los campos de color naranja cuando llegan estas fechas  de día de muertos.

Siembro la flor de Cempasúchil entre el 14 y 19 de agosto y se comienza a cosechar entre el 26 y 30 de octubre. Lo que no se llega a vender de flor de cempasúchil, que en realidad es muy poca,  la utilizó para abonar la tierra y para alimentar a los animales (borregos);  me va bien sembrándola, vendo prácticamente toda la producción. Pero en la demás época del año también siembro tomate, calabaza y ejote.

En la región tenemos la tradición de día de muertos y de poner altares y ofrendas para los muertos, así que la gente baja de las comunidades para realizar las compras de flor por ramos. Hay demanda de flor en estas fechas para lo que yo produzco.

Yo comercializo directamente, por surco, manojo y por un tanto. El de manojo son los clientes que me compran para su ofrenda. Y por surco o por un tanto es a compradores de otros dos Estados.

Vienen compradores de Querétaro y Estado de México que revenden mis flores,  me han dicho que se van a Vizarrón en Querétaro y en el Estado de México, en Acambay. 

También el mercado son las comunidades vecinas del Municipio de Tecozautla y Huichapan que compran la flor por manojo.

Mi flor es de excelente calidad, es  grande, de color naranja combinada con un poco de amarilla. La calidad de flor solo es a simple vista, que la flor se vea grande y abierta,  que la flor no sea sencilla o con pocos pétalos. 

Tengo más hectáreas para producir, pero aún no hay suficiente demanda en la región.  Necesitamos que más personas conozcan la flor que producimos y que sepan que en esta Localidad cada año pueden encontrarla. Somos varios pequeños productores en esta zona que a eso nos dedicamos en estas fechas, a producir bonita flor de Cempasúchil

Estado de México, 

Villa del Carbón.

Pino Navideño

José Luis Baca Cruz.

El campo ha sido mi vida, es un negocio familiar que ha trascendido por generaciones.  El clima del municipio es apropiado en la parte alta, y todos los ejidatarios del llano de Zacapexco optan por realizar este trabajo ayudados por la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR)

El pino es el árbol que se da por el tipo de tierra, se siembra desde pequeño para tenerlo listo en época navideña, para el consumo de los mismos habitantes del municipio y de los municipios aledaños. 

Pero año con año se requiere de la siembra de más pinos llevando el proceso de reforestación adecuado, además se han unido más núcleos agrarios de ejidatarios de la parte alta para que haya más derrama económica en el municipio así como en cada familia.

Comercializo directamente, mi producto se va a las centrales de abasto de los Municipios de Atlacomulco, Villa Nicolás Romero y Atizapán de Zaragoza

      

Distrito Federal, 

Tláhuac.

Romerito.

Betuel…

Trabajo el campo por herencia de mis abuelos, se me hizo interesante ver cómo trabajaban la tierra cuando me llevaban de pequeño, aunque estudié contabilidad en la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA) del Politécnico.

Durante el año siembro lechuga y verdolaga, y dos veces al año, en Semana Santa y Navidad el romerito, por la demanda si es redituable, porque es un platillo tradicional en la mesa. 

El consumo del romerito está elevándose porque se hace publicidad en televisión y radio para exhortar a la población de todo el país a consumir este producto. Simplemente, el cien por ciento de San Andrés Mixquic consume el romerito en estas fechas, y casi el noventa y cinco por ciento lo siembra para su autoconsumo.

La sobreproducción abarata el producto afectando a las familias productoras.  Antes se sembraba poco y se ganaba más, la disminución de la ganancia es de entre el sesenta y setenta por ciento.  Además, el agua ya no es suficiente, hay más terrenos cultivados y el gobierno acorta el suministro.

Yo saco mi producto a través de intermediarios, aunque hay ventajas y desventajas:  por un lado, compran toda la producción y pagan en el momento y en efectivo, pero por el otro, pagan a precio bajo y a mí solo me queda el veinte por ciento libre. Nuestro romero se va al Japón y a otros países.

Yo veo al campo como una obra de arte, me da satisfacción cuando la gente consume productos verdes, del campo; es un proceso largo que la gente no ve, pienso que ya no es redituable

Guajolote-Pavo navideño.
En 2014 los principales estados productores de pavos  fueron, en orden descendente: Chihuahua, con el 24 por ciento; Yucatán, 21 por ciento; Estado de México, 11 por ciento; Puebla, 11 por ciento; Guerrero, 5 por ciento; Veracruz, 5 por ciento, Hidalgo, 5 por ciento, y otros Estados que suman en conjunto 11 %. (Portal SAGARPA-Dic.2014)
Flor de noche buena.
De las siete entidades productoras, los principales son Morelos, 34.5 por ciento; Michoacán, 21.5 por ciento;  Distrito Federal,  16.9 por ciento; Puebla, 11.3 por ciento,  y Jalisco, Estado de México y Oaxaca, que en conjunto aportan el 15.7 por ciento. (Portal SAGARPA-Dic.2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *